En la provincia de alicante, cuna de la industria juguetera española desde finales del siglo XIX, nace en 1958 en la localidad de Onil, la firma Muñecas Antonio Juan. Una modesta empresa familiar, en la que confluyen tres generaciones de jugueteros y que, desde entonces, no ha parado de crecer hasta convertirse en un referente mundial.

Muchas son las velas que han soplado en Muñecas Antonio Juan, señal de éxito y mucho esfuerzo que se ve en cada muñeca. 60 años pensando en los deseos de los más pequeños y creando sonrisas. El sello Origin apuesta por empresas como Muñecas Antonio Juan, con productos fabricados 100% en Onil, otorgando autenticidad, seguridad y una calidad óptimas basadas en la tradición.